Diferencia entre revisiones de «Crimen y castigo: Tercera Parte: Capítulo III»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
sin resumen de edición
‑Tú no tienes nada que hacer. De modo que te has de quedar. Tú te quieres marchar porque se ha ido Zosimof. Quédate... ¿Qué hora es, a todo esto? ¡Qué preciosidad de reloj, Dunia! ¿Queréis decirme por qué seguís tan callados? El único que habla aquí soy yo.
 
‑Es un regalo de Marfa Petrovna‑‑dijoPetrovna ‑dijo Dunia.
 
‑Un regalo de alto precio ‑añadió Pulqueria Alejandrovna.
Usuario anónimo

Menú de navegación