Diferencia entre revisiones de «Página:Tratado del gobierno de los príncipes (1786).djvu/20»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
m
Formato
m (Añado plantillas de brecha)
m (Formato)
Cuerpo de la página (para ser transcluido):Cuerpo de la página (para ser transcluido):
Línea 1: Línea 1:
 
cuerpo ; uno es principal , que mueve los demas , ó seá el corazón ó la cabeza : así que en qualquiera muchedumbre conviene , que haya , quien gobierne.
 
cuerpo ; uno es principal , que mueve los demas , ó seá el corazón ó la cabeza : así que en qualquiera muchedumbre conviene , que haya , quien gobierne.
  +
 
{{brecha}}Sucede en las cosas, que se ordenan algun fin, proceder recta y no rectamente , y por esto en el gobernar á muchos, se halla lo recto , y lo que no lo es. Rectamente se gobierna una cosa, quando al fin conveniente se encamina ; y al revés , quando á fin no conveniente. Diferente es el fin, que conviene á una multitud de hombres libres , que el que conviene á una de siervos , porque libre es, el que es para sí mismo , y siervo, el que es de otro. Pues, si la muchedumbre de los libres se ordenare al bien de ellos mismos por el que los gobierna, será el gobierno justo y recto : mas s¡ no se ordenare al bien comun de la muchedumbre , sino al particular del que gobierna, será el gobierno injusto y perverso. Por lo qual el Señor amenaza los tales gobernadores por Ezequiel, diciendo: ¡Ay de los pastores, que se apacentaban á sí mismos , buscando su propria comodidad! ¿Por ventura los rebaños no son apacentados por pastores? Pues, si los pastores deben procurar el bien del rebaño , tambien todos los que gobiernan, el bien de la multitud, que les está sujeta.
 
{{brecha}}Sucede en las cosas, que se ordenan algun fin, proceder recta y no rectamente , y por esto en el gobernar á muchos, se halla lo recto , y lo que no lo es. Rectamente se gobierna una cosa, quando al fin conveniente se encamina ; y al revés , quando á fin no conveniente. Diferente es el fin, que conviene á una multitud de hombres libres , que el que conviene á una de siervos , porque libre es, el que es para sí mismo , y siervo, el que es de otro. Pues, si la muchedumbre de los libres se ordenare al bien de ellos mismos por el que los gobierna, será el gobierno justo y recto : mas s¡ no se ordenare al bien comun de la muchedumbre , sino al particular del que gobierna, será el gobierno injusto y perverso. Por lo qual el Señor amenaza los tales gobernadores por Ezequiel, diciendo: ¡Ay de los pastores, que se apacentaban á sí mismos , buscando su propria comodidad! ¿Por ventura los rebaños no son apacentados por pastores? Pues, si los pastores deben procurar el bien del rebaño , tambien todos los que gobiernan, el bien de la multitud, que les está sujeta.
   
397

ediciones

Menú de navegación