Geografía/Aerolitos

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nota: En esta transcripción se ha mantenido la ortografía original.


Geografía : Aerolitos

La caída de estas piedras, hoy probada de una manera incontestable, es sin duda uno de los fenómenos mas interesantes que presenta la atmósfera. Según Mr. Dubuisson, los aerolitos llegan á nuestra atmósfera bajo la forma de una masa que tiene un volumen en general poco considerable: se inflaman repentinamente y parecen entonces como un globo luminoso que se mueve con una rapidez extraordinaria, y cuyo tamaño aparente se compara muchas veces al de la luna; otras suele ser mas pequeño. La brillante claridad que los aerolitos esparcen se sostiene algunos instantes y aun uno ó dos minutos. Al desaparecer esta, deja una pequeña nube blanquecina parecida á la del humo, que se disipa al cabo de algún tiempo. Después de la extinción de la luz se oyen una ó muchas detonaciones grandes, parecidas á las de un cañón de grueso calibre. Son seguidas de un zumbido muy fuerte igual al ruido de muchos tambores ó de muchos carruajes que ruedan sobre un empedrado; se prolonga algunos minutos y sigue la dirección que tenia la masa. Por donde pasa, é inmediatamente después de haberlo efectuado, se distinguen en el aire unos silbidos y un ruido que ocasionan las piedras al Caer con rapidez. Estas piedras, Cuyo número y tamaño varían mucho, están calientes, como quemadas y esparcen un olor parecido al de azufre al tiempo de su caída. Casi todas las muestras que se han visto parecen fragmentos de la misma masa. Consisten en una piedra homogénea, pardusca y granillosa que contiene mayor ó menor cantidad de granos de un hierro en el estado metálico, muy maleable. Su forma es indeterminada; su superficie de un moreno negruzco; el interior de un gris ceniciento. Se cubre de moho al aire. Cuando se rompe presenta por el punto de la rotura un aspecto granilloso y áspero al tacto. Los aerolitos se rompen fácilmente; están compuestos de sílice, magnesia, alúmina, cal, hierro, níquel, azufre, carbono y cromo. Mr. Poison, habiendo visto que una fuerza de proyección que diese una celeridad de dos mil ciento y cuarenta y siete metros por segundo, seria suficiente para llevar un cuerpo de la superficie de la luna á la de la tierra, ha deducido que los aerolitos eran fragmentos de la luna, cuya masa no debe estar compuesta mas que de una sola y misma materia.