Gotas de Sangre: 54

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gotas de Sangre
(Crímenes y criminales)​
 de Luis Bonafoux


Un ex Prefecto[editar]

A pesar de la riqueza de Monnier, y de las altas influencias que se pusieron en juego para salvarle, el tribunal le condena a 15 meses de prisión. ¡Los detritus no le sirvieron de circunstancia eximente de responsabilidad criminal!...

¡Harto condenado estaba!

«Para salvarle a usted, le dijeron, tiene que hacer el papel de un perfecto imbécil; de un hombre que ni ve, ni huele ni entiende;» y el procesado lo hizo con extraordinaria propiedad y con inaudita resignación evangélica.

En efecto: por muchas ganas de salvarse que tuviese el interesado, es de suponer que pasó las de Caín al oír que le decían públicamente:

«No sólo es usted un perfecto idiota, sino que es además, un perfecto lechón, que en su vida se ha lavado. No sólo no ve usted tres sobre un borrico, sino que, además, no tiene narices, como lo prueba el que le pareciesen excelentes unos detritus que le dieron por fresas azucaradas. Su misma señora ha declarado que no distingue usted una chuleta sana de una chuleta putrefacta. ¡Es usted tan imbécil como cerdo, señor de Monnier!»

Otro que este sacristán habría pedido, por no oir más, que le llevasen a la guillotina.

La señora de Monnier también es un caso raro. No creo que se encuentre otra mujer capaz de cargar con un Monnier, a pesar de sus riquezas; y no porque Monnier es un imbécil, pues son muchas las mujeres que piden a Santa-Rita un marido aunque sea un animal, sino por no.... matrimoniar con tamaño papamoscas, que ni ve, ni huele, ni ná....

Pero como esta dama es una avarona, puede que estuviese a gusto con un marido a quien alimentaba a tan poca costa: ¡con chuletas putrefactas y detritus de ella misma!

Este proceso es lo más cómico de este año y siglo: un señor, que se deja llamar cegato, inodoro, imbécil y gorrino; una señora que confirma que su marido es un gorrino, un imbécil, un cegato y un inodoro; y unas clases privilegiadas que desearon que saliese absuelto por inodoro cegato, imbécil y gorrino un hombre a quien dieron el alto cargo de subprefecto, y que, como tal subprefecto, las gobernó....


1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24
25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31 - 32 - 33 - 34 - 35 - 36 - 37 - 38 - 39 - 40 - 41 - 42 - 43 - 44 - 45
46 - 47 - 48 - 49 - 50 - 51 - 52 - 53 - 54 - 55 - 56 - 57 - 58 - 59 - 60 - 61 - 62 - 63 - 64 - 65