Gotas de ajenjo: 023

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


XXIII[editar]





¡Oh, tú, la más hermosa de todas las mujeres!

Tú, que clavaste tantos agudos alfileres

en esta mariposa que llaman corazón.

En esta mariposa que destrozaste, y luego

pedazo por pedazo la fuiste echando al fuego

candente de tu loca y efímera pasión.


Recoge las cenizas de sus dolientes alas,

devuélvele sus brillos, devuélvele sus galas,

devuélvele la vida... y enséñala a volar.

Y mátala mil veces, si así lo necesitas,

con tal que le vuelvas la vida que le quitas

en tantas veces cuantas la acabes de matar.


Sabiendo tus perfidias y extraños devaneos,

aquella mariposa ceñida a tus deseos

irá a donde tú vayas... sin miedo de morir:

porque sabrá ya entonces que aunque la despedaces,

recobrará la vida, tras términos fugaces,

con verte un solo instante llorar o sonreír.



Gotas de ajenjo de Julio Flórez

I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII -
IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI -
XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII - XXIII - XXIV -
XXV - XXVI - XXVII - XXVIII - XXIX - XXX - XXXI - XXXII -
XXXIII - XXXIV - XXXV - XXXVI - XXXVII - XXXVIII - XXXIX - XL -
XLI - XLII - XLIII - XLIV - XLV - XLVI - XLVII - XLVIII -
XLIX - L - LI - LII - LIII - LIV - LV - LVI -
LVII - LVIII - LIX - LX - LXI - LXII - LXIII - LXIV -
LXV - LXVI - LXVII - LXVIII - LXIX - LXX - LXXI - LXXII -
LXXIII - LXXIV - LXXV - LXXVI - LXXVII - LXXVIII - LXXIX - LXXX -
LXXXI - LXXXII - LXXXIII - LXXXIV - LXXXV - LXXXVI - LXXXVII - LXXXVIII -
LXXXIX - XC - XCI - XCII - XCIII - XCIV - XCV - XCVI -
XCVII - XCVIII - XCIX - C - CI - CII - CIII - CIV -
CV - CVI - CVII - CVIII - CIX - CX - CXI - CXII -
CXIII - CXIV - CXV - CXVI - CXVII - CXVIII - CXIX - CXX -
CXXI - CXXII - CXXIII - CXXIV - CXXV - CXXVI - CXXVII - CXXVIII -
CXXIX - CXXX - CXXXI - CXXXII - CXXXIII - CXXXIV - CXXXV -