Higiene/Ejercicios

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Diccionario de Educación, Instrucción y Enseñanza


HIGIENE : EJERCICIOS

Sin ejercicio no hay salud, dice Hipócrates. El ejercicio fortifica el cuerpo, mantiene las fuerzas y da libertad á la imaginación. Los principales ejercicios que están reconocidos como mejores para conservar la salud en buen estado son el paseo, la carrera, el baile y los diferentes juegos gimnásticos.

No creemos que haya necesidad de detenerse á detallar los beneficios del paseo; diremos solamente que el mas sano y saludable es el que se da por el campo con lentitud y respirando un aire fresco y sereno. Puede pasearse inmediatamente después de haber comido sin perjudicar á la digestión. El uso moderado de la caza y la pesca es también un ejercicio muy sano, siempre que se tenga cuidado de no cometer las imprudencias que son muy frecuentes entre los cazadores y pescadores, como el parar en un sitio fresco cuando se está sudando ó meterse en el agua en este estado. La carrera, de que se hace muy poco uso, ejercita vigorosamente todos los músculos de las extremidades inferiores: pone en movimiento los órganos contenidos en el vientre y el pecho, abre los poros de la piel, aumenta el calor y presta al cuerpo agilidad y robustez. El baile, si el uso que de él se hace es moderado, produce también admirables efectos para la salud.

Todas las artes, oficios y ciertos juegos ejercitan los brazos con notable ventaja de la salud. Entre estos últimos colocamos la pelota, el volante, el billar, &c. juegos á que pueden dedicarse también las señoras. Los ejercicios mas favorables para el pulmón son: la conversación, la lectura en voz alta, la declamación y el canto. Todos estos fortifican los órganos de la respiración y hacen agradable el timbre de la voz; pero entregándose á ellos con exceso pueden resultar males de garganta, esputos de sangre é inflamaciones del pulmón. En cuanto á los ejercicios intelectuales ó del pensamiento, es desgraciadamente cierto que si bien desarrollan la inteligencia, es siempre á expensas del cuerpo. El único remedio que puede oponerse á este mal consiste en los ejercicios físicos que deben siempre suceder á los mentales.





Buscar otra palabra en el índice