Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas en España y especialmente de la Franc- masonería: 186

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas
en España y especialmente de la Franc-masonería
Vicente de la Fuente


Sociedades190.png

»No quedó más recurso á Lacy y demás compañeros que pensar en ponerse en salvo; pero ya era tarde, porque, además de varias partidas de paisanos enviados en persecucion de los fugitivos, Castaños, que vio eclipsada la estrella de la libertad (1), mandó salir de Barcelona algunos destacamentos de tropa para que acosasen y prendiesen á los sublevados. Milans tomó una senda, y Lacy otra: el primero, con los qué le segnian logró escaparse; pero el segundo, delatado por el dueño de una quinta donde descansó breves instantes, se vio cercado por los paisanos. No quiso rendirse á quien no perteneciese á la milicia, y durante esta porfía llegó un piquete de soldados, mandados por el alférez de Almansa D. Vicente Ruiz.»

Preso Lacy, fué sentenciado a pena capital, y creyendo inconveniente su ejecucion en Barcelona, se le trasladó á Palma de Mallorca, donde fue fusilado en el foso del castillo de Bellver el dia 5 de Julio. La sentencia de Castaños es muy notable por su extravagancia é inexactitudes. Decir que no habia contra Lacy sino indicios vehementes de haber tenido parte en una conspiracion, despues de haberse puesto al frente de dos compañías sublevadas, y de haber intentado apoderarse de Mataró, es un absurdo jurídico. La sentencia dice así:

«No resulta del proceso que el teniente general D.. Luis Lacy sea el que formó la conspiracion que ha producido esta causa (2), ni que pueda considerarse como cabeza de ella; pero hallándole con indicios vehementes de haber tenido parte (3) en la conspiracion, y sido sabedor (4) sin haber practicado diligencia alguna para dar aviso á la autoridad más inmediata; que pudiera contribuir á su remedio, considero comprendido al teniente general D. Luis Lacy en los artículos 26 y 42, título x, tratado 8.' de las Reales Ordenanzas; pero considerando sus distinguidos y bien notorios servicios, particularmente en este Principado y con este mismo ejército que formó, y siguiendo los paternales impulsos de nuestro benigno Soberano, es mi voto que el teniente general D. Luis Lacy sufra la pena de ser pasado por las armas; dejando al arbitrio el que la ejecucion sea

_________________


(1) Quiere decir en lenguaje vulgar que no habian salido bien los planes de la francmasoneria. La strella de la libertad, formada por dos triángulos cruzados, es uno de los principales símbolos masónicos. Los francmasones usan estas palabras de su jerga astronómica de un modo intencional y encubierto, bajo el velo de una retórica gastada y gongorina.

(2) Si no habia prueba contra Lacy, habiendo por medio doscientos soldados sublevados, estuvieron bien torpes los jueces.¿Tendrian miedo de inquirir demasiado, por temor de que resultaran revelaciones indiscretas y comprometedoras?

(3) ¿Nada más que parte? ¿Nada mas que indicios?

(4) Puesto al frente de doscientos sublevados, sólo habia sido sabedor, de la conspiracion ¡risum teneatis!