Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas en España y especialmente de la Franc- masonería: 4

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas
en España y especialmente de la Franc-masonería
Vicente de la Fuente


Sociedades8.PNG

nosotros. Quizá saben menos, pues en sus ridículas consejas y grotescos mitos se envuelven ideas absurdas, que les hacen incapaces de un recto criterio. Porque, á la verdad, ¿qué persona de mediano juicio no se rie de esos pobrecitos escritores que aseguran con gran aplomo que Adan fué francmason? ¿Qué juicio formaremos acerca del estado de la masa encefálica de esos venerables, que nos hablan con tanto aplomo del asesinato de Hiram y otros cuentos infantiles y niñerías por el estilo, buenas para entretener á necios, pero indignas de ser publicadas con seriedad? En verdad que ni ellos mismos las creen como cosa real é histórica ; y si las creen, serán acreedores al más alto desprecio por su credulidad y necedad supina.


¿Quién sabe si antes de poco, entre las muchas novelas y descubrimientos hiperbólicos y ultrafantásticos que están abortando los estudios prehistóricos, hoy tan de moda, se nos hablará de algun francmason fósil, descubierto en terreno cuaternario, teniendo en su mano un martillo de silex, (en castellano pedernal) y una escuadra ó algun triángulo? Pero yo no debo perder de vista que tales estudios acerca del estado caótico, prehistórico y embrionario de la masonería no son peculiares de una historia particular como esta,pues la verdad es que en España lodavía no hemos hallado francmasones y carbonarios fósiles ó antediluvianos. Los datos más antiguos acerca de la francmasonería en España no pasan del año 1727, y áun esos no parecen muy exactos, segun luego veremos. Mas esto no impide que estudiemos ciertas sociedades secretas españolas relacionadas con otras de Europa, á las cuales dan importancia los escritores que describen los orígenes de la masonería.


El P. Bresciani halla el principio de esta en Egipto y en el maniqueismo, y aquí tuvimos á los sectarios de esos absurdos, constituidos en sociedad secreta, en los siglos IV y V, y más adelante en los XII y XIII, y áun en otras épocas posteriores. Vióseles en España, como en el extranjero, pasar del error religioso á la Conspiracion política, y comprometer el órden ¿Cómo, pues, podrá escribirse la historia critica de la francmasonería en España, relativamente á la historia general de esta secta y de otras análogas en Europa y otros paises, sin hablar de los priscilianistas españoles y de los albigenses de Cataluña y de Leon? Aunque yo no admita la teoría del P. Bresciani acerca del orígen egipcio y maniqueo de la francmasonería, preciso es hablar de aquellas sectas, como tambien de los templarios españoles y de los constructores francos, á fin de saber si éstos ejercieron influencia en España.


Mas al separarme de la opinion del P. Bresciani, hallo otra secta, á la cual doy más importancia en lo relativo al