Historia general del Reyno de Chile/Libro I/XXXII

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: Se respeta la ortografía original de la época

CAPITULO XXX.


Que en muchas cosas se gobiernan los indios de Chile conforme a las otras naciones políticas.


Tienen parlamento y gobierno juntándose todos.—El gobierno de estos indios es de parlamento, donde tiene voto toda la nobleza.—Los Toquis generales son justicia y llevan insignias consulares.—Envian citatorias de unos caciques a otros.—Lo que no se define por justicia se recobra por armas.—Aserto de Nicolas de Lira sobre este lugar.—Matan ovejas para capitular pazes otras naciones como esta.—Entiérranse como los Romanos y Griegos con los mexores vestidos.


En su gobierno, aunque no tienen estos indios de Chile una cabeza, tienen mucho de lo que llaman los politicos Democracia, que es un gobierno popular que llaman imperium populare, pues para cualquiera cosa de importancia se juntan todos, y principalmente los caciques, y convienen en lo que han de hazer. Y la causa de aver differencias y discordia en los pareceres entre estos indios suele nacer de no llamar a las juntas a los caciques de otras provincias, que estos, ya sentidos, ya agraviados, de que se aya hecho poco caso de ellos y no los ayan llamado despreciando su consexo, turban las determinaciones de los otros y causan discordias. Pero en viniendo todos los caciques, que tienen voto decisivo, y los que por valientes o por ricos son estimados en una cosa, son firmes en qualquiera determinacion.

Los primeros que formaron este modo de gobernarse fueron los hebreos, como refiere Josué, y despues los atenienses, como lo notó Polidoro, los quales instituyeron un magistrado que constaba de cuatrocientos varones, los mas nobles de su nacion. Y assi se gobiernan todas las republicas que se gobiernan por Republica, como los venecianos, holandeses y aun otras que tienen rey y cabeza, como los ingleses por el Parlamento, donde se juntan nobles y plebeyos. Assi estos indios tienen sus parlamentos y juntas para su gobierno. Por lo qual no basta tratar de alguna materia tocante al bien publico, como de pazes o otras conveniencias, sino que es menester que se junten todos al parlamento y convengan en él para que no haya discordias. Este cuidado an tenido los gobernadores en este reyno, y deben tener todos para el buen acierto de lo que hubieren de tratar, no comunicarlo solo con una o dos provincias y con sus caciques, sino con los demas de las otras. Porque no dan otra excusa para contradecir qualquiera determinacion sino es: no me llamaron, no hizieron caso de mi. Pues si los demas dieron la paz o determinaron algo, que lo cumplan ellos, que yo no quiero, y uno solo basta para perturbar unas pazes y qualquiera otra determinacion.

Los Toquis generales son justicias, y como los Romanos usaban llebar por delante unas hachas y unas varas que llamaban faces et falaces, assi estos tienen por insignia unas achas, no de yerro, sino de pedernal enastadas en un palo, como las faces consulares, insignias de su dignidad. Y aunque estos indios, usando del poder absoluto o disoluto, castigan los delitos por si mismos o los vengan, lo ordinario es comparecer ante los Toquis generales y caciques y pedir cada uno su justicia y alegar de ella, y con acuerdo de todos dar sentencia, ya de muerte al hechizero por homicida que mata a otros con veneno, ya que pague el que mató a yerro peleando en sus borracheras con llancas, ya castigando al ladron y al adultero. Y lo ordinario es condenándole en que pague lo hurtado y satisfaga el agravio que hizo al marido con la hazienda, y quando no la tiene obligando a que paguen por él sus parientes. Y de un cacique a otro suelen embiar sus requisitorias pidiendo la satisfaccion de los agravios o las pagas de los hurtos, y aunque no tienen escribanos ni citan por escrito, embian sus ñudos o sus flechas, que son como las cartas citatorias.

Y en no dando la satisfaccion debida lo reducen a las armas, que es lo que los principes y las repúblicas politicas usan, tomando la satisfaccion con las armas quando las unas citadas no guardan a las otras la justicia debida. Y para estas guerras eligen los Toquis generales, con acuerdo de los demas caciques, capitanes generales y los demas oficiales, como se ha visto; sacan sus estandartes, que son las cabezas, y plantan sus toquis, flechas y lanzas, que es el mejor juicio y la mejor justicia, como escribió el rey de Francia en una grande pieza de artilleria que hizo fundir poniendo en ella este letrero: Optimum judicium, que fué decir: el mejor tribunal y donde mexor se da a cada uno su derecho: es en la sentencia de esta pieza y con el poder de las armas que con ellas conserva uno lo que es suyo y recobra lo que le han quitado, mexor que con los textos y las leyes.

Los sacerdotes o Boqui-buyes que diximos tiene esta nacion, son un remedo de los sacerdotes que instituyó Numa Pompilio, a quienes llamaban Feciales, que, como refiere Aulogelio y Plutarco en la vida de Numa, les pertenecia el confirmar la paz o el abrir la guerra. Feciales quidam pacis custodes abre ipsa nomen accipientes, ab his necesserat initium belli. Assi estos indios, mientras visten el trage que arriba se dixo en el capitulo de los Boqui-buyes y están en su enserramiento, no puede ninguno mover guerra, y de su consejo y determinacion pende el conservar la paz y el abrir la guerra. Y como los Feciales trahian habito sacerdotal y la verbena en la mano, assi trahen estos Boqui-buyes habito largo, cabellera, corona y laminas en la cabeza, petoral de llancas en el pecho, y en las manos el ramo de canelo, insignia de paz.

En otras muchas cosas observan muchos ritos y ceremonias que usaron naciones muy capazes y politicas. Sea una el matar una oveja quando capitulan pazes. De Abran refiere la Sagrada Escritura que celebrando la confederacion de amistad, con Dios, le mandó que partiesse una baca y un carnero y assi mismo una cabra. Y explicando esta ceremonia Nicolas de Lira, dice: que era costumbre de muchas naciones, quando capitulaban pazes entre si, dividir una res por medio y passar por alli los que se confederaban, para dar a entender que los que quebrantassen las pazes merecian ser divididos como aquella res. Y esto mismo quieren significar estos indios matando la oveja de la tierra y sacándola el corazon, que merece se haga lo mismo con el que faltare a la paz. Y assi lo hazen quando cautivan a alguno que les ha hecho traicion, como a los de su propia nacion por averles dejado por unirse con el Español. Y para unirse ellos con mas fuerte lazo y en un mismo corazon, comen el de la oveja y el del cautivo que assi matan.

En los entierros de sus diffuntos observan muchos ritos que guardaron los griegos y romanos y pudo ser que los tomassen de ellos. Porque el vestirlos de los mexores vestidos es uso muy observado de los griegos, que, como dice Apuleyo, vestian a sus diffuntos con el palio por honra y estimacion—Palio cadavera operiri, y los Romanos, segun Jubenal, amortajaban con la toga a sus diffuntos—Nemo togam sumit, nisi mortuus. A muchos cuerpos de diffuntos los quemaban los romanos, de piedad porque las injurias de los tiempos no les ofendiessen, como lo refiere Tito Livio: Sed etiam cum illo crememur mortui,—"Quemmonos tambien con el diffunto.—Y de los atenienses dize Alexandro que quemaban los cuerpos de los diffuntos y en las hogueras echaban a quemar con cada diez hombres una muger, que una podia servir de leña para todos. Y assi estos indios pudieron tomar de naciones tan politicas el quemar los cuerpos y mas creyendo que subian a ser soldados a las nubes.




Historia general de el reyno de Chile - Tomo I (page 260 crop).jpg