La Hora de todos y la Fortuna con seso: 007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 007 de 108
La Hora de todos y la Fortuna con seso Francisco de Quevedo y Villegas


 
-La Ocasión ha declarado la ocasión injusta de la acusación que se me pone;
empero yo quiero de mi parte satisfacerte a ti, supremo atronador, y a todos
esotros que te acompañan, sorbedores de ambrosía y néctar, no obstante que en
vosotros he tenido, tengo y tendré imperio, como le tengo en la canalla más
soez del mundo. Y yo espero ver vuestro endiosamiento muerto de hambre por
falta de víctimas y de frío, sin que alcancéis una morcilla por sacrificio,
ocupados en sólo abultar poemas y poblar coplones, gastados en consonantes y
en apodos amorosos, sirviendo de munición a los chistes y a las pullas.
-Malas nuevas tengan de cuanto deseas -dijo el Sol-, que con tan insolentes
palabras blasfemas de nuestro poder. Si me fuera lícito, pues soy el Sol, te
friyera en caniculares, y te asara en buchornos, y te desatinara a modorras.
-Vete a enjugar lodazales -dijo Fortuna-, a madurar pepinos y a proveer de
tercianas a los médicos y a adestrar las uñas de los que se espulgan a tus
rayos; que ya te he visto yo guardar vacas y correr tras una mozuela, que,
siendo sol, te dejó a escuras. Acuérdate de que eres padre de un quemado.
Cósete la boca, y deja de hablar, y habla quien le toca.
Entonces Júpiter severo pronunció estas razones:
-En muchas de las que tú y esa picarona que te sirve habéis dicho, tenéis
razón, empero, para satisfacción de las gentes está decretado irrevocablemente
que en el mundo, en un día y en una propia hora, se hallen de repente todos
los hombres con lo que cada uno merece. Esto ha de ser: señala hora y día.
La Fortuna respondió:
-Lo que se ha de hacer, ¿de qué sirve dilatarlo? Hágase hoy.
Sepamos qué hora es.
El Sol, jefe de relojeros, respondió:
-Hoy son 20 de junio, y la hora, las tres de la tarde y tres cuartos y diez
minutos.
-Pues en dando las cuatro -dijo la Fortuna- veréis lo que pasa en la
tierra.