La Ninfa del cielo: 028

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 028 de 123
La Ninfa del cielo Acto I Tirso de Molina


ROBERTO:

               A su excelencia
               guarde mil años Dios, pues es tan justo,
               que más vale su vida que ese gusto.

CARLOS:

               Están locos y ciegos los amantes,
               y yo lo soy, Roberto, no te espantes.

ROBERTO:

               Ya han abierto la puerta, y la condesa
               pienso que está a la puerta.

CARLOS:

               Pues retírate.
Asómase al paño NINFA

NINFA:

               A Carlos, mi señora está esperando.

CARLOS:

               Y yo el alma en sus ojos abrasando.
Éntranse; queda solo ROBERTO

ROBERTO:

               ¡Entróse! ¡Vive Dios, aquesto es hecho!
               hágale al uno y otro buen provecho!
               Obligación me corre de esperalle,
               aunque mejor aquí que no en la calle.

Vase.