La Ninfa del cielo: 090

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 090 de 123
La Ninfa del cielo Acto III Tirso de Molina


CARLOS:

               Lleguémonos a la orilla
               donde las podamos dar.

ROBERTO:

               La noche podrá encubrilla,
               que ya comienza a bajar.
               Ya no se ve.

CARLOS:

               ¿Qué ocasión
               puede moverla, Roberto?

ROBERTO:

               No sé.

CARLOS:

               ¡Extraña confusión!

ROBERTO:

               El quererla es lo más cierto;
               que ésta es propia condición,
               Carlos, de toda mujer
               a quien más amor obliga.

CARLOS:

               Roberto, ¿no puede ser
               que, enamorada, me siga,
               y que llegase a entender
               que fue por darme ocasión
               para dejarla, y que así
               huyo de la obligación?
               Sígueme.

ROBERTO:

               Ya voy tras ti.

CARLOS:

               ¡Ninfa, Ninfa!

Vanse CARLOS y ROBERTO