La bella malmaridada: 008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 008 de 139
La bella malmaridada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


TEODORO:

Pues, ¡sus!, yo le estudiaré.

LEONARDO:

Deja, Teodoro, lo grave
  y vamos a lo burlesco.

TEODORO:

Hasme enseñado a callar
y no he de saber hablar.

LEONARDO:

Aquí corre lindo fresco,
  y vendrán mil a escuchar
los músicos de su alteza.

TEODORO:

¿Pues cómo en esta aspereza
pueden sentarse y cantar?

LEONARDO:

  Las espaldas de palacio
sobre aqueste parque dan,
y aquí sentados están,
cantando y tomando espacio;
  y muchos vendrán también
que a cantar suelen venir,
mas es cosa de reír
que no cantarán tan bien,
  que es un milagro, Teodoro,
ver su concierto estremado,
parecen copia y traslado
del alto y supremo coro.
  Cantan y dan dulce guerra,
llevando el cielo en compás
a los tonos de Juan Blas,
que es un ángel en la tierra.


<<<
>>>