La bella malmaridada: 014

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 014 de 139
La bella malmaridada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


LEONARDO:

  ¡Ah, pobres de los casados,
sujetos a tal rigor!
¡Oh martirio, oh fuego, oh amor,
oh cruz y brazos quebrados!

LISBELLA:

  ¡Oh pobres de las mujeres
sujetas a un vil verdugo!,
¡oh lazo pesado, oh yugo,
oh cruz, si cruz y horca eres!

LEONARDO:

  Más deben a tus amigos
los que su amistad profesan.
(Sale CASANDRA, con manto cubierta, y LUCINDO y LEANDRO.)

CASANDRA:

Déjenme, que se embelesan,
que no he menester testigos.

LUCINDO:

  Celosa debéis de ir.
¿Está por aquí el galán?

TEODORO:

Ya nuevos aires me dan.
Dama, no os puedo servir,
  que otra que ha llegado al puesto
me ha robado el corazón.

LISBELLA:

Estremada inclinación.

CONDE:

Cantad algo, decid presto.

(Cantan.)


<<<
>>>