La bella malmaridada: 025

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 025 de 139
La bella malmaridada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


MAURICIO:

  Señora, el conde Scipión
es caballero romano,
deudo del otro Africano,
y tiene el mismo blasón.
  En vuestros ojos adora,
de vós tiene el ser que tiene,
con vuestro amor se conviene,
y en su pecho os atesora.
  Daros ha tras cada paso
la vida, cual dueño dél.

LISBELLA:

Dáseme de ti, ni de él
lo que piso o lo que paso.
  Si él es romano, yo estraña;
precio honor, si él honor precia.
Si es Tarquino, yo Lucrecia;
si él es Scipión, yo de España.
  A España va a conquistar,
si a mí conquistarme piensa;
soy torre con fuerza inmensa,
soy roca en medio del mar.

MAURICIO:

  Tente.

LISBELLA:

No me digas nada.

MAURICIO:

Espera.

LISBELLA:

Quítate, infame.


<<<
>>>