La bella malmaridada: 032

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 032 de 139
La bella malmaridada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


LUCINDO:

Y a mí me nombra también.

LEANDRO:

  Quedo, no nos des del codo.

LUCINDO:

Pues hablad, mas desde aparte.

LEANDRO:

Yo me acomodo a esta parte.

LUCINDO:

Yo a estotra me acomodo.
(Sale el ALGUACIL y tres jugadores.)

ALGUACIL:

  Alto, pasen adelante.

[JUGADOR] 1.º:

Que todo se ha de hacer bien.

ALGUACIL:

En esa razón no estén,
que alguno habrá que se espante
  por hablar tan desenvueltos.

[JUGADOR] 2.º:

¿Que enfadaos la cortesía?

ALGUACIL:

¿Que había, por vida mía,
algo de parar y vueltos?
  Deténganse al Rey.

LUCINDO:

Ya, otra vez
a vós nos hemos tenido.

LEONARDO:

Dentro, en el fuego he caído,
no hay delito sin juez.


<<<
>>>