La bella malmaridada: 038

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 038 de 139
La bella malmaridada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


(Vanse todos, sale LISBELLA y el ALGUACIL.)
ALGUACIL:

  El lugar he rodeado
y por mil calles venido,
y hasta aquí me habéis traído,
y imagino que engañado.
  Decís que buscáis un hombre
y no me decís quién es.

LISBELLA:

En eso solo veréis,
que es bien mi mal los asombre.
  Por mil calles he venido,
y os he traído a este puesto.
Soy cazador, vuelvo al puesto
a ver si el ave ha caído.
  Hoy, aquí, un hombre perdí
en casa desta mujer,
y perdida vuelvo a ver
si le puedo hallar aquí.
  Vi a mi marido cenar
tan poco, tan sin sosiego,
hacerme regalos luego,
decirme amores, jugar;
  que esto es lo que ha aprendido,
porque en este falso trato,
es como dar de barato
del gusto que se ha tenido.
  Pidió sombrero con plumas,
zapato blanco pidió,
casado que así salió,
que no fue en blanco, presumas.
  Salime tras dél, por ver
adónde me iba a afrentar,
acechele, vile entrar
en casa desta mujer.
  Si no queréis permitir
que muera en vuestra presencia
de aquesta fiera dolencia
que hasta aquí me hizo venir,
  hacelde señor bajar,
quitalde de entre sus brazos,
no goce los dulces lazos
do él a mí me hace penar.
  Llamalde.


<<<
>>>