La bella malmaridada: 080

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 080 de 139
La bella malmaridada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


LISBELLA:

Conviene presto.

LEONARDO:

¿De qué estáis vós turbada, y él turbado?
¿Cómo no respondéis los dos tan presto?
¿Os ocupa el temor de lo pasado?
¿Qué hacía aquí el papel y escribanía?

LISBELLA:

A mi padre, una carta enviar quería.

LEONARDO:

  ¿A vuestro padre? ¿A vós, por dicha, os falta
algo en mi casa?

LISBELLA:

No es por falta alguna
que tenga en vuestra casa, o baja o alta,
pues vós sabéis que no falta ninguna.
El alma se me aflige y sobresalta
con el temor de mi crüel fortuna.
No hay que dudar; yo tengo en vuestra casa
lo que a mi calidad excede y pasa.

LEONARDO:

  No más fingir, que ya he dado en el blanco.
¿De qué sirve fingir?; ¿que es otra cosa
de que te pones colorado y blanco?

LISBELLA:

Hoy es mi muerte, sin razón, forzosa.

LEONARDO:

¿A tu señor, agradecido y franco,
a quien mostrabas risa vergonzosa,
no respondes? Decidle qué ha pasado,
que estoy, en fuego de mi honor, asado.


<<<
>>>