La bella malmaridada: 085

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 085 de 139
La bella malmaridada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


CONDE:

  Yo soy Mauricio, el vencido,
y el que había de morir hoy,
si en la pena con questoy
no socorro mi sentido.
  Bella casada, no huyo
de querer lo que tú quieres,
pues por ser lo que tú eres,
a tu amor me restituyo.
  No te has de morir tan presto,
pues la empezaste a ver hoy.
Si de hoy a la muerte estoy,
el vivir acaba en esto.
  Bella casada, no huyas
de darme un nuevo favor,
que moriré de temor,
aunque mil miedos me arguyas.
  A ti sola me consagro,
y cuando me des la vida,
a ti te estará ofrecida,
como a dueño del milagro.
  Cree Lisbella de mí,
que a ti mismo cree mi dueño.
A tu amor propio me empeño,
pues la libertad te di.

MAURICIO:

  Sosiégate, no estés loco.

CONDE:

Pierdo, Mauricio, el sentido
de que guarde fee al marido,
que a la mujer tiene en poco.


<<<
>>>