La bella malmaridada: 091

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 091 de 139
La bella malmaridada Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


CONDE:

No creo
que es mi delito tan feo.
Oíd, por me hacer merced:
  Confieso que la miré,
y de su rostro, pagado,
engañé aquese criado,
y esa cadena envié.
  Y a aqueso me he atrevido,
no porque no fuese honrada,
sino porque mal casada
dicen que es con su marido;
  que diz que es amancebado,
y es justo que a una mujer
que tantos pueden querer,
no la deje de su lado.
  Aunque quien tales criados,
a guardar su propia honra previene,
muy justa disculpa tiene
de olvidar esos cuidados.
  Pero podeisle advertir
la guarde como a su vida,
que fuerza muy combatida
suele venirse a rendir.
  Que la quiera y que la ame,
que aunque se finja más fuerte,
nadie es bueno hasta la muerte,
ni hasta el fin, bueno se llame.
  Y de mi parte, prometo
no pasar su calle más.


<<<
>>>