La bella malmaridada: 122

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 122 de 139
La bella malmaridada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LEONARDO:

Dices verdad;
  que con llevarte a mi lado
cree que estoy tan satisfecho
que se sosiega mi pecho,
cual si estuviera vengado.

TEODORO:

  El conde viene de fuera.
¿Habemos de hablarle aquí?

LEONARDO:

Sí, que mejor es así,
y si lo negare muera.
(Sale el CONDE, MAURICIO y TANCREDO.)

CONDE:

  ¿Partió Marcela, Mauricio?

MAURICIO:

Luego que vio tu embajada
partió muy determinada
de morir en tu servicio.
  Y no dudes, señor, de ella,
de que saldrá con la empresa.

CONDE:

Si aquesta tormenta cesa
en el mar de mi querella,
  prometo dar un tesoro
al templo del dios de amor,
de inestimable valor.

LEONARDO:

Llega y háblale, Teodoro.


<<<
>>>