La bella malmaridada: 125

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 125 de 139
La bella malmaridada Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


CONDE:

  Yo, amigos, nunca la hablé,
que, aunque pené y padecí,
nunca tal bien merecí,
ni aun a mirarla alcancé.
  Siempre viví despreciado
de su infinito valor;
nunca mereció mi amor
este lugar levantado.
  Siempre a mí me aborreció,
y lo que he, por mí, perdido,
he por los dos merecido.

LEONARDO:

¿Que vós no la hablastes?

CONDE:

No.
  Que hoy, amigos, le envié
a hablar con una mujer,
y fue de tanto poder,
que este favor alcancé.
  Que es, amigos, muy famosa
en materia de un hechizo,
y ésta con un papel hizo
entrada a su vista hermosa.
  No os pese que haya empezado
hoy aquesto que acabé:
entrada a su pecho hallé
cuando vivía descuidado.

LEONARDO:

  Hoy he ganado mi bien,
dando a mis temores fin:
que te ofendí, serafín,
con tanta fuerza y desdén.
  Arrepentido, Teodoro,
estoy de mi falso exceso.


<<<
>>>