La boba para los otros: 004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 004 de 132
La boba para los otros Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


Diana:

¿Es posible que yo fui
parto de un monte y nací
de un rudo y tosco villano?
¿Un alma tan grande en vano
deposita el cielo en mí?
Son tales mis presunciones
y discursos naturales,
que en todas las ocasiones
aborrezco mis iguales
y aspiro a ilustres acciones.
Ayer (aunque no es fiel
intérprete la osadía)
tuve un sueño, y vi que en él
un águila me ponía
sobre la frente un laurel.
Con esto, tan vana estoy,
que pienso, por más que voy
reprendiendo mi bajeza,
que se erró naturaleza
o soy más de lo que soy.
Aires, corred más a prisa,
no bulliciosos peinéis
la hierba que el alba pisa;
fuentes, no me murmuréis;
tened un poco la risa.
Y si un alto pensamiento
en bajo sujeto os calma,
parad con advertimiento,
que son narcisos del alma
los locos de entendimiento.
Porque si posible fuera
que el autor del cielo diera
al entendimiento cara,
loca de verla quedara,
si en vuestro cristal la viera.


<<<
>>>