La boba para los otros: 007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 007 de 132
La boba para los otros Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


Fabio:

Así Teodora vivía,
y de estos estados era
señora, y espejo al duque:
se estaba mirando en ella.
Servíanla pretendientes,
príncipes, Parma, y Plasencia,
Ferrara, Mantua y Milán;
pero con menores fuerzas
y mayores esperanzas
(como quien sirve en presencia),
dos caballeros de Urbino:
Julio y Camilo, a quien ella
cortésmente entretenía,
con inclinación secreta:
a Julio; o por más galán,
o por más conforme estrella.
En estos medios, Diana,
la inexorable tijera
de la Parca cortó el hilo
al duque, en años cincuenta.
Lo que la muerte descubre,
lo que muda, lo que trueca
en cualquier Estado o casa,
bien lo muestra la experiencia.
Así fue en esta ocasión;
que en su testamento deja
declarado el duque Octavio,
que tiene en aquesta aldea
una hija natural,
que nombra por heredera.


<<<
>>>