La devoción de la Cruz: 004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 004 de 142
La devoción de la Cruz Jornada I Pedro Calderón de la Barca


GIL

En un arroyo atascado,
con ruegos el caballero,
con azotes el cochero,
ya por fuerza, ya por grado,
ya por gusto, ya por miedo,
que saliesen procuraban,
por recio que lo mandaban,
mi coche quedo que quedo.
Viendo que no importa nada
cuantos remedios hicieron,
delante el coche pusieron
un harnero de cebada.
Los caballos, por comer,
de tal manera tiraron,
que tosieron y arrancaron,
y esto podemos hacer.

MENGA

¡Que nunca valen dos cuartos
tus cuentos!

GIL

Menga, yo siento
ver un animal hambriento,
donde hay animales hartos.


La devoción de la Cruz de Calderón

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III