La devoción de la Cruz: 011

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 011 de 142
La devoción de la Cruz Jornada I Pedro Calderón de la Barca


LISARDO

Aqueste a Julia mi hermana
con tanta priesa la espera,
que mañana ha de ser monja,
por voluntad o por fuerza.
Y porque no será bien
que una religiosa tenga
prendas de tan loco amor
y de voluntad tan necia,
a vuestras manos las vuelvo,
con resolución tan ciega,
que no solo he de quitarlas,
mas también la causa dellas.
Sacad la espada, y aquí
el uno de los dos muera,
vós, porque no la sirváis,
o yo, porque no lo vea.

EUSEBIO

Tened, Lisardo, la espada,
y pues yo he tenido flema
para oír desprecios míos,
escuchadme la respuesta,
y aunque el discurso sea largo,
de mi suceso, y parezca
que estando solos los dos,
es demasiada paciencia;
pues que ya es fuerza reñir,
y morir el uno es fuerza,
por si los cielos permiten,
que yo el desdichado sea,
oíd prodigios que admiran
y maravillas que elevan;
que no es bien que con mi muerte
eterno silencio tengan.


La devoción de la Cruz de Calderón

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III