La devoción de la Cruz: 013

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 013 de 142
La devoción de la Cruz Jornada I Pedro Calderón de la Barca


EUSEBIO

Mandó, en fin, que me trujeran
a su casa, y como a hijo
me dio la crïanza en ella.
Eusebio soy de la Cruz,
por su nombre, y por aquella
que fue mi primera guía
y fue mi guarda primera.
Tomé por gusto las armas,
por pasatiempo las letras;
murió Eusebio, y yo quedé
heredero de su hacienda.
Si fue prodigioso el parto,
no lo fue menos la estrella,
que enemiga me amenaza
y piadosa me reserva.
Bello infante era en los brazos
del ama, cuando mi fiera
condición, bárbara en todo,
dio de sus rigores muestra.
Pues con solas las encías,
no sin diabólica fuerza,
partí el pecho de quien tuve
el dulce alimento; y ella,
del dolor desesperada
y de la cólera ciega,
en un pozo me arrojó,
sin que ninguno supiera
de mí; oyéndome reír,
bajaron a él, y cuentan
que estaba sobre las aguas,
y que con las manos tiernas
tenía una formada cruz,
y sobre los labios puesta.


La devoción de la Cruz de Calderón

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III