La devoción de la Cruz: 034

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 034 de 142
La devoción de la Cruz Jornada I Pedro Calderón de la Barca


JULIA

Eso he entendido yo,
por eso no he respondido.

CURCIO

Arminda, salte allá fuera.
[Vase ARMINDA.]
Y ya que mi pena fiera
tantos años he tenido
secreta, de mis enojos
la ciega pasión obliga
a que la lengua te diga
lo que te han dicho los ojos.
La señoría de Sena,
por dar a mi sangre fama,
en su nombre me envió
a dar la obediencia al Papa
Urbano Tercio. Tu madre,
que con opinión de santa
fue en Sena común ejemplo
de las matronas romanas,
y aun de las nuestras (no sé
cómo mi lengua la agravia;
mas, ¡ay infelice!, tanto
la satisfación engaña),
en Sena quedó, y yo estuve
en Roma con la embajada
ocho meses, porque entonces
por concierto se trataba
que esta señoría fuese
del Pontífice: Dios haga
lo que a su estado convenga,
que aquí importa poco, o nada.


La devoción de la Cruz de Calderón

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III