La devoción de la Cruz: 041

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 041 de 142
La devoción de la Cruz Jornada I Pedro Calderón de la Barca


CURCIO

Octavio,
no puede sufrirlo el alma.
Dejadme ver ese cadáver frío,
depósito infeliz de heladas venas,
ruina del tiempo, estrago del impío
hado, teatro funesto de mis penas;
¿Qué tirano rigor, ¡ay hijo mío!,
trágico monumento en las arenas
construyó porque hiciese en quejas vanas
mortaja triste de mis blancas canas?
¡Ay, amigos! Decid: ¿quién fue homicida
de un hijo en cuya vida yo animaba?

MENGA

Gil lo dirá, que al verle dar la herida,
oculto en unos árboles estaba.

CURCIO

Di, amigo, di, ¿quién me quitó esta vida?

GIL

Yo solo sé que Eusebio le llamaba,
cuando con él reñía.


La devoción de la Cruz de Calderón

Elenco - Acto I - Acto II - Acto III