La discordia en los casados: 090

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena III
Pág. 090 de 133
La discordia en los casados Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


Salen AURELIO, ENRICO y ROSABERTO,
hijo del REY de Frisia
ENRICO:

                 Que le has de imitar es cierto,
                 por la grandeza heredada.

AURELIO:

                 Hoy quiere ceñirte espada
                 tu padre el rey, Rosaberto;
                 de cuyas obligaciones
                 no hay que advertir tu valor,
                 que tú lo sabrás mejor,
                 pues a tal lado la pones.

ENRICO:

                 Ya te dejo ejercitado
                 en la teórica de ella,
                 lo demás sabrás con ella,
                 en prática de soldado.
                 Grande esperanza nos das
                 de la virtud de tu pecho.

ROSABERTO:

                 No pretendo al que me ha hecho
                 degenerarle jamás;
                 conozco la obligación
                 en que a mis padres nací
                 y al reino que ya de mí
                 tiene tal satisfación.
                 Yo cumpliré su esperanza,
                 si mi vida guarda Dios,
                 y sabré que de los dos
                 debo tener confianza,
                 pues os tengo por maestros
                 en las armas y en las letras.


<<<
>>>