La discreta enamorada: 003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 003 de 137
La discreta enamorada Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


FENISA:

No soy
monja, ni profeso
las lecciones que me das.

BELISA:

Y no recibas enojo;
que doncellas y hermosuras
son como las criaturas,
que suelen morirse de ojo.
Hay mancebete en Madrid,
que si te mira al soslayo,
hará el efecto del rayo.

FENISA:

El efecto a mí, decid.

BELISA:

Decía tu abuela honrada
que una doncella altanera
era en la calle una fiera
de cazadores cercada.

FENISA:

Pues ¿cuándo se ha de casar
una mujer nunca vista?

BELISA:

Eso no ha de ser conquista;
que es imposible acertar.