La elección por la virtud: 014

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 014 de 138
La elección por la virtud Acto I Tirso de Molina


Salen CÉSARO, de estudiante,
y DECIO, su criado de galán
DECIO:

               ¿Sólo un mes de ausencia puede
               hacerte que a Laura olvides?

CÉSARO:

               ¿Al viento firmeza pides?

DECIO:

               ¿Viento, amor?

CÉSARO:

               Sí, y aun le excede.

DECIO:

               Diversas definiciones
               he visto suyas, señor.
               Unos le llaman furor,
               y a sus efectos, pasiones;
               otros dicen que es locura
               o accidente que maltrata;
               otros calidad innata
               que al hombre inclinar procura
               que ame de cierta edad
               a quien tiene inclinación;
               quien tal llama imperfección,
               quien locura y liviandad.
               El médico dice que es
               cierto humor o destemplanza
               de la sangre; semejanza,
               el filósofo; interés,
               la dama, y el desvarío
               del astrólogo adivina
               que es fuerza de astros que inclina
               a amar al libre albedrío.
               Fuego le llamaron ciento,
               pues que abrasa al que enamora,
               y agua le llama el que ignora
               mas nadie le llama viento.