La entretenida: 006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 006 de 107
La entretenida Jornada I Miguel de Cervantes


OCAÑA

¿Midióla mi so galante?


CRISTINA

No la midió sino el diablo, 125
que tu mala lengua atiza.


OCAÑA

Voyme a mi caballeriza,
por no ver este retablo
    destas dos figuras juntas
que no se apartan jamás. 130


QUIÑONES

En tales malicias das,
que con una mil apuntas;
    y que te engañas sé yo.


OCAÑA

Y también sé yo muy bien
que a los dos estará bien 135
el callar.


CRISTINA

Yo sé que no,
    porque quien calla concede
con el mal que dél se dice.


OCAÑA

Ninguno te dije o hice.


QUIÑONES

Ni él decir o hacerle puede. 140


OCAÑA

Por vida suya, que abaje
el toldo; que, en mi conciencia,
que hay muy poca diferencia
entre un lacayo y un paje.
    La longura de un caballo 145
puede medirla a compás,
yo delante, y él detrás:
andallo, mi vida, andallo.

 
(Éntrase OCAÑA.)

  

CRISTINA

¡Y que tú no tengas brío
para responderle! Creo 150
que he de recobrar mi empleo
y volverme a lo que es mío.


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III