La entretenida: 010

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 010 de 107
La entretenida Jornada I Miguel de Cervantes


DON [ANTONIO]

Pues, ¿no es muy justo mi celo? 235
¿No está muy puesto en razón?
    ¿Busco yo a Marcela acaso
sino para ser mi esposa?
¿Della pretendo otra cosa?


DON FRANCISCO

O vámonos, o habla paso: 240
    que no sabes quién te escucha.


DON [ANTONIO]

Vamos, amigo, y advierte
que fío mi vida y muerte
de tu discreción, que es mucha.

 
(Éntranse DON ANTONIO y DON FRANCISCO.)
 
(Entran CARDENIO,
con manteo y sotana,
y tras él TORRENTE, capigorrón,
comiendo un membrillo o
cosa que se le parezca.)

  

CARDENIO

Vuela mi estrecha y débil esperanza 245
con flacas alas, y, aunque sube el vuelo
a la alta cumbre del hermoso cielo,
jamás el punto que pretende alcanza.
    Yo vengo a ser perfecta semejanza
de aquel mancebo que de Creta el suelo 250
dejó, y, contrario de su padre al celo,
a la región del cielo se abalanza.
   Caerán mis atrevidos pensamientos,
del amoroso incendio derretidos,
en el mar del temor turbado y frío; 255
    pero no llevarán cursos violentos,
del tiempo y de la muerte prevenidos,
al lugar del olvido el nombre mío.
    ¿Comes? Buena pro te haga;
la misma hambre te tome. 260


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III