La entretenida: 011

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 011 de 107
La entretenida Jornada I Miguel de Cervantes


TORRENTE

No puede decir que come
el que masca y no lo traga.
    No se me vaya a la mano,
que désta, si acaso es culpa,
ser me sirve de disculpa 265
el membrillo toledano.
   Sé cierto que decir puedo,
y mil veces referillo:
espada, mujer, membrillo,
a toda ley, de Toledo. 270
    Las acciones naturales
son forzosas, y el comer
una dellas viene a ser,
y de las más principales;
    y esto aquí de molde viene, 275
y es una advertencia llana:
come el rico cuando ha gana,
y el pobre, cuando lo tiene.


   

CARDENIO

Con todo, me darás gusto
de que en la calle no comas. 280


TORRENTE

Si estas niñerías tomas
por deshonra o por disgusto,
    yo me aturaré la boca
con cal y arena a pisón.


CARDENIO

Sé que tienes discreción. 285


TORRENTE

¡Y golosina no poca!


CARDENIO

Sabes lo que nunca supo
el diablo.


TORRENTE

Y aun soy peor.


CARDENIO

¿Vuelves a comer, traidor?


TORRENTE

Ya no como, sino chupo. 290

 
(Entra MUÑOZ, escudero de MARCELA.)

  
   Pero ves dónde parece
tu Santelmo.


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III