La entretenida: 025

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 025 de 107
La entretenida Jornada I Miguel de Cervantes


CRISTINA

Digo que haré que le vea.
   Quizá, por curiosidad,
querrá leerle Marcela: 725
que se ha de usar de cautela
con su mucha honestidad.
   No desplegaré la boca
para decirla palabra:
que en sus entrañas no labra 730
fuerza de amor, mucha o poca.


DON AMBROSIO

¿Regálala, por ventura,
don Antonio?


CRISTINA

Como a hermana.


{{Pt|DON AMBROSIO|
De ser su intención tan sana,
no sé yo quién lo asegura. 735
   ¡Oh padre mal advertido!


CRISTINA

No le tiene.


DON AMBROSIO

Sí le tiene;
pero a mí no me conviene
el darme por entendido.
   De las cosas que sospecho 740
y de las que son tan graves,
tenga la lengua las llaves,
y no las arroje el pecho.


CRISTINA

Vete, señor, que allí asoma
un paje de casa.


DON AMBROSIO

Amiga, 745
por tu industria y tu fatiga,
este pobre premio toma.
   Y prométete de mí
montes de oro, que bien puedes.


CRISTINA

La menor de tus mercedes 750
suele ser un Potosí.
(Dale una cajita pintada.)


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III