La entretenida: 041

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 041 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


CARDENIO

No puedo mudar de traje
por un tiempo limitado:
que esta pobreza ha causado
la tormenta del viaje.


TORRENTE

¡Oh, tú, reparador de nuestras vidas, 220
Amor, cura las ansias de mi alma,
que no pueden caber en un soneto!


DON [ANTONIO]

A no ser tan perfecto,
primo, vuestro designio, yo hiciera
que por otra persona se cumpliera. 225

 
(Éntranse MARCELA, DON ANTONIO,
DOROTEA, y CRISTINA y CARDENIO.
Quedan en el teatro MUÑOZ, TORRENTE y OCAÑA.)

  

MUÑOZ

No me habléis, Torrente hermano,
que nos escuchan, y siento
que en nuestro famoso intento
el callar es lo más sano.

 
(Éntrase MUÑOZ.)

  

OCAÑA

Si a mí el ojo no me miente, 230
sé con gran certinidad
que vuestra paternidad
tiene el alma algo doliente.
   [Es] C[r]istinica un harpón,
es un virote, una jara 235
que el ciego arquero dispara,
y traspasa el corazón.
   Es un incendio, es un rayo.
¿Cómo un rayo? Dos y tres.


TORRENTE

Y vuesa merced, ¿quién es? 240


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III