La entretenida: 042

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 042 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


OCAÑA

Soy desta casa el lacayo;
   y, aunque en la caballeriza
me arrincono, el amor ciego,
con su yelo y con su fuego,
me consume y martiriza. 245
   Entre el harnero y pesebre,
entre la paja y cebada,
de noche y de madrugada,
me embiste de amor la fiebre.

   

TORRENTE

¿Y es Cristina la ocasión 250
de tan grande encendimiento?


OCAÑA

No sé quién es; sé que siento
el alma hecha un carbón.


TORRENTE

Si es Cristina, pondré pausa
en ciertos recién nacidos 255
pensamientos atrevidos
que su memoria me causa.
   No pienso en manera alguna
seros rival: que sería
género de villanía 260
que al ser quien yo soy repugna.
   Honestísimo decoro
se guardará en esta casa,
puesto que me arda la brasa
desta niña a quien adoro. 265
   Quebrantaré en la pared
mis pensamientos primeros,
con gusto de conoceros
para haceros merced.
   Porque no han de naufragar 270
siempre las flotas: que alguna
tendrá próspera fortuna
para podérnosla dar.


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III