La entretenida: 043

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 043 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


OCAÑA

Beso tus pies, peregrino,
único, raro y bastante 275
a ablandar en un instante
un corazón diamantino.
   Yo, en quien nacieron barruntos
de celos cuando te vi,
a tus pies los pongo aquí, 280
semivivos y aun difuntos.


TORRENTE

Alzaos, señor; no hagáis
sumisión tan indecente,
que humillaré yo mi frente
si es que la vuestra no alzáis. 285
   Dadme los brazos de amigo,
que lo hemos de ser los dos
gran tiempo, si quiere Dios,
que es de mi intención testigo.


OCAÑA

Como tú, señor, me abones 290
con tu amistad peregrina,
doy por cordera a Cristina
y por cabrito a Quiñones.


TORRENTE

Por verte con gusto, voy
alegre, así Dios me salve. 295


OCAÑA

[Aparte.]
Para éstas, que yo os calve,
o no seré yo quien soy.

 
(Éntranse TORRENTE y OCAÑA.)


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III