La entretenida: 051

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 051 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


DON [ANTONIO]

Ésta es mi historia.


DON AMBROSIO

No con más diligencia 515
la diosa de las mieses
buscó a su hija amada
hasta los escondrijos del infierno,
   como yo la he buscado
por cuanto las sospechas 520
han podido llevarme,
pensativo, solícito y ansioso.
   En esto, a mis oídos
el nombre de Marcela
llegó, y vuestra hermosura; 525
pero no el sobrenombre de Almendárez.
   Creí que don Antonio,
vuestro querido hermano,
por orden de su padre
de la Marcela Osorio, que yo busco, 530
    en casa la tenía,
y, mal considerado,
y con los celos ciego,
hice los disparates que habéis visto.


DON FRANCISCO

¿Éstas no son lanzadas 535
que te pasan el alma?


DON [ANTONIO]

Y aun rayos que la embisten,
la hieren, desmenuzan y quebrantan.


DOROTEA

Apostaré, señora,
que es ésta la Marcela 540
por quien tu hermano gime,
suspira y con angustia se lamenta.


TORRENTE

Un canto pesadísimo,
una montaña dura,
una máquina inmensa, 545
de acero un monte dilatado y grave,
   de sobre el pecho quito.


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III