La entretenida: 053

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 053 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


DON AMBROSIO

En siglos prolongados tu ventura 575
goces, ¡oh peregrino!, y tus bisnietos
te lleven a la honrada sepultura
sobre sus hombros, para el caso electos;
no menoscabe el tiempo la hermosura
de tu Marcela; celos indiscretos 580
no perturben tu paz en tanto cuanto
de vida os diere aliento el Cielo santo.
    Yo vuelvo a renovar mi pena antigua,
buscando aquélla que me encubre el cielo,
y, mientras dónde está no se averigua, 585
un Sísifo seré nuevo en el suelo.
De noche, como sombra o estantigua,
llena la vista de inmortal desvelo,
por ver el fin de mis trabajos largos,
un lince habré de ser con ojos de Argos. 590

 
(Éntrase DON AMBROSIO.)

  

MARCELA

Desesperado se parte.


DON [ANTONIO]

Yo sin esperanza quedo,
dulce Marcela, de hallarte.


TORRENTE

De mí se ha arredrado el miedo.


MUÑOZ

En mí ya no tiene parte; 595
   pero, con todo, quisiera
que la lista se rompiera
que di escrita de mi mano:
que cualquier susto, aunque vano,
la mala conciencia altera. 600


DON FRANCISCO

Haz cuenta, amigo, que envías,
en este amante curioso,
a buscar tu gloria espías.


DON [ANTONIO]

Con todo, estoy temeroso:
que son tiernas sus porfías, 605
   y muchas, que es lo peor.


DON FRANCISCO

Yo lo tengo por mejor:
que este anzuelo ha de sacar
del profundo de la mar
la perla que escondió Amor. 610


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III