La entretenida: 058

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 058 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


CRISTINA

Hablad, Torrente, más bajo, 730
si por ventura podéis;
   que dicen que las paredes
a veces tienen oídos.


TORRENTE

Los tuyos tienes tapidos
a la voz de mis mercedes. 735
   Deja aquese socarrón,
que tu deshonra procura,
y fabrica tu ventura
con tu mucha discreción.


CRISTINA

Pues ¿quiérole yo, mezquina, 740
o, por ventura, hago caso
yo de buzaque?


TORRENTE

Hablad paso;
moderad la voz, Cristina,
   que no sabéis quién os oye,
y haced con prudencia diestra 745
que la humilde suerte vuestra
con la que tengo se apoye,
   y veréisos encumbrada
sobre el cerco de la luna.


CRISTINA

Esa próspera fortuna 750
para mí no está guardada,
   que soy una pecadora
inútil, una mozuela
de mantellina y chinela,
no buena para señora; 755
   y más, estando abatida
y murmurada de Ocaña.


TORRENTE

Muéveme ese llanto a saña;
perderá Ocaña la vida.


CRISTINA

Con sólo media docena 760
de palos que tú le des,
rendida vendré a tus pies.


TORRENTE

Blanda y moderada pena
   a tanta culpa le das;
mejor fuera que la lengua 765
que se desmandó en tu mengua
se le cortara, y aun más.


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III