La entretenida: 060

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 060 de 106
La entretenida Jornada II Miguel de Cervantes


OCAÑA

Una por una,
tú estarás sobre la Luna,
sobre el Sol y aun sobre Marte; 795
   yo, mísero, apaleado,
tendido por ese suelo.


CRISTINA

Nunca tal permita el cielo.


OCAÑA

Tú misma me has condenado.


CRISTINA

Ya te he dicho la verdad: 800
que burlaba; y esto baste.


OCAÑA

Pues ¿por qué, di, le intimaste
secreto y sagacidad?

   

CRISTINA

Porque, advirtiéndote a ti
del caso, y estando alerta, 805
fuese la burla más cierta
y más buena.


OCAÑA

Fuera ansí,
   cuando tú no confirmaras
con lágrimas tu deseo.


CRISTINA

Luego, ¿no me crees?


OCAÑA

Sí creo; 810
mas reparo.


CRISTINA

¿En qué reparas?


OCAÑA

En las lágrimas, y en ver
que no son burlas risueñas
las que descubren por señas
matar, rajar y hender. 815
   Pero tú forja en tu fragua
tus embustes, que yo espero
que ha de ver el mundo entero
el que lleva el gato al agua.
   Entra y dame la cebada, 820
o darásmela después.
«¡Rendida vendré a tus pies!»


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III