La entretenida: 062

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada III
Pág. 062 de 106
La entretenida Jornada III Miguel de Cervantes


Entra DON ANTONIO.

  
DON [ANTONIO]

En la sazón del erizado invierno,
desnudo el árbol de su flor y fruto,
cambia en un pardo desabrido luto
las esmeraldas del vestido tierno.
   Mas, aunque vuela el tiempo casi eterno, 5
vuelve a cobrar el general tributo,
y al árbol seco, y de su humor enjuto,
halla con muestras de verdor interno.
   Torna el pasado tiempo al mismo instante
y punto que pasó: que no lo arrasa 10
todo, pues tiemplan su rigor los cielos.
   Pero no le sucede así al amante,
que habrá de perecer si una vez pasa
por él la infernal rabia de los celos.

 
(Entra DON FRANCISCO.)

  

DON FRANCISCO

Siempre han de herir los vientos, 15
amigo, en cualquier sazón
los ayes de tu pasión,
los ecos de tus lamentos.


DON [ANTONIO]

Si acaso quiero entonar
alguna voz de alegría, 20
siento que la lengua mía
se me pega al paladar.
   A mi angustia, a mi dolencia
no dan alivio los cielos:
que no le tienen los celos, 25
ni le consiente la ausencia.


La entretenida de Miguel de Cervantes

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III