La fingida Arcadia: 002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena I
Pág. 002 de 117
La fingida Arcadia Acto I Tirso de Molina


Salen LUCRECIA y ÁNGELA, criada
LUCRECIA:

              "Silvio, a una blanca corderilla suya
               de celos de un pastor, tiró el cayado
               con ser la más hermosa del ganado.
               ¡Oh Amor! ¡Qué no podrá la fuerza tuya!
               Huyó quejosa, que es razón que huya
               habiéndola, sin culpa, castigado;
               lloró el pastor, buscando el monte y prado;
               que es justo que quien debe restituya.
               Hallóla una pastora en esta afrenta,
               y al fin la trajo al dueño, aunque tirano,
               de verle arrepentido, enternecida.
               Dióla sal el pastor, y ella contenta
               la toma de la misma ingrata mano,
               que un firme amor cualquier agravio olvida."
 
               No se pudo decir más;
               hasta aquí la pluma llega.


La fingida Arcadia de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III