La gallega Mari-Hernández: 022

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 022 de 131
La gallega Mari-Hernández Acto I Tirso de Molina


CARRASCO:

               Este soto es buen lugar.

OTERO:

               Par Dios, que babéis de llevar
               hoy un pan como unas nueces.

Luchando BENITO y OTERO van retirándose hasta
salir del teatro siguiéndolos los otros serranos.
Salen don ÁLVARO y CALDEIRA

ÁLVARO:

               Caldeira, ésta es Galicia.
               No vive en estas sierras la malicia
               de envidias y traiciones,
               de lisonjas, engaños y ambiciones.
               Los que en mi busca vienen,
               aquí jurisdicción ni ayuda tienen.

CALDEIRA:

               Asperilla es la tierra.

ÁLVARO:

               Es de Laroco esta empinada sierra,
               y Limia este florido Valle,
               que es guarnicióon de su vestido,
               por fértil estimado;
               el de Laza, que yace a estotro lado,
               ameno se avecina
               al val de Monterey, con quien confina.
               Cinco leguas de Chaves
               dista este monte.


<<<
>>>