La hermosa Ester: 008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 008 de 123
La hermosa Ester Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ASUERO:

  Veréis, príncipes míos,
un rostro en quien el sol cifra sus rayos,
que mis robustos bríos
convierte en tiernas ansias y desmayos;
veréis por excelencia
la grana y el marfil en competencia;
  veréis por ojos bellos
dos esmeraldas, cuyo blanco esmalte
se está bañando en ellos;
y porque risa y alma no les falte,
dos niñas, dos amores,
con dos arcos del cielo sin colores;
  veréis por dulce boca
el clavel de dos hojas, más hermoso
que el sol por Mayo toca,
ni el aljófar del alba más precioso,
y por las dos hermosas
mejillas blancas, entre nieve rosas.
  El cuerpo, no hay columna
de marfil ni alabastro; la garganta
sirve de blanca luna
al sol que en su cabeza le levanta
de las hebras que mira
con tanta envidia, que sin luz suspira.


<<<
>>>