La hermosa Ester: 016

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 016 de 123
La hermosa Ester Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


SETAR:

Oye.

VASTÍ:

Apelo.

MARSANES:

¿A quién?

VASTÍ:

A amor
del agravio que me hace.
(Váyanse, y entren MARDOQUEO y ESTER.)

ESTER:

  No siento tanto el duro cautiverio,
amado tío, aunque sentirle es justo,
ni el ver a nuestro pueblo en vituperio,
pues fue a su Dios ingrato por su gusto,
ni el ver que se dilate el grande imperio
del blanco persa al de Etiopía adusto,
del magno Emperador de ciento y veinte
provincias, las mayores del Oriente:
  como el ver que me voy quedando sola
entre enemigos de mi pueblo hebreo,
que el mar de mi tristeza de ola en ola
ni lleva al golfo en que morir me veo.
¡Tú, donde el oro puro se acrisola
de las virtudes que imitar deseo.
en tanto mal me sirves de coluna
al peso del rigor de mi fortuna!
  ¡Murió mi padre y tu querido hermano!
¿Qué amparo puede haber que ya me cuadre,
en duro cautiverio del persiano,
si no es tenerte por mi asilo y padre?
Perdí mi bien para mi mal temprano
en los consejos santos de mi madre:
huérfana estoy; pero decir no puedo
que donde quedas tú, huérfana quedo.


La hermosa Ester de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III