La hermosa Ester: 018

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 018 de 123
La hermosa Ester Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ESTER:

  Yo pienso, mi querido Mardoqueo,
que de mi soledad tendrás cuidado,
con que le pierdo en el rigor que veo
del mar en mis desdichas alterado.
Servir a Dios y obedecer deseo,
en este humilde y en cualquiera estado,
las santas leyes de su dedo escritas
sobre las tablas de Moisén benditas.
  Tú, pues, a quien ya toca justamente
mi amparo y guarda, mi remedio mira.

MARDOQUEO:

Yo te adopto por hija.

ESTER:

¡El cielo aumente
tu vida!

MARDOQUEO:

El mismo lo que ves, me inspira;
que tú procederás como prudente
con la hermosura que a la envidia admira.

ESTER:

En tus consejos fundo mi esperanza.

MARDOQUEO:

El que la pone en Dios, remedio alcanza.


<<<
>>>