La hermosa Ester: 024

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 024 de 123
La hermosa Ester Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


ESTER:

  Alto y soberano Dios,
que del rebelde gitano
y de la robusta mano
que quiso oponerse a vos,
  sacastes el pueblo vuestro
libre de tanto rigor,
mostrando poder y amor
al bien y remedio nuestro:
  vos, por quien iba seguro
por tanta mar desigual,
en canceles de cristal
que le sirvieron de muro:
  vos, que en áspero desierto
el blanco maná le distes,
con que la campaña hicistes
de nieve del cielo puerto;
  vos que le distes victorias,
donde para siempre están
en las piedras del Jordán
los libros de sus memorias,
  y vos que, para castigo
de sus idólatras pechos,
habéis postrado sus hechos
a los pies de su enemigo,
  y humillado a cautiverio
las cervices levantadas,
que con heroicas espadas
ganaron tan grande imperio,
  ¿cuándo os habéis de doler
de aquellos mismos que amastes,
pues a todos obligastes
a sufrir y a padecer?
  ¿Cuándo volverá, señor,
vuestro pueblo a libertad?
¿Cuándo a la santa ciudad,
a vuestra gloria y honor?
  ¿Cuándo a vuestro sacro templo
y al alcázar de Sión,
para dar desta prisión
a la sucesión ejemplo?
  Doleos, señor, de mí,
aunque la mínima soy
del cautiverio en que estoy.


La hermosa Ester de Lope de Vega

Dedicatoria - Elenco - Acto I - Acto II - Acto III